La edad inapropiada para ser padre, todo un comienzo para llegar a ser Mal Padre.

La família del Mal Padre.
Ahí es dónde queremos llegar…

Ser un mal padre es realmente sencillo, lo hacemos sin querer y de hecho no hay otra manera de ser padre, quizás a excepción de los que son unos padres nefastos o los que ni siquiera merecen el apelativo de padres.

En mi caso concreto, he entrado en el mundo de los malos padres por la puerta grande, con un pecado original que jamás puede ser enmendado: la edad inapropiada para ser padre.

Tanto si estás más cerca de los cinco años que de los treinta, cómo si te quedan más lejos los veinte que los sesenta entras por la puerta grande de los padres en edad inapropiada sin duda alguna. Y en ese selecto club me encuentro por méritos propios. No fue cuestión de falta de pareja, ni de problemas para la reproducción, sencillamente como tantos otros, estábamos tan ocupados y estresados por nuestra vida laboral que se nos pasó el momento teoricamente propício.

Y así fue cómo con 45 añitos por mi parte y 41 por parte de ella, vimos la luz, aquella luz teñida de última oportunidad, el ahora o nunca por el que tantos deben haber pasado, exactamente lo opuesto al susto de algunos que se embarazan con 15 años sin querer.

Pero vayamos a lo mío que es lo que realmente importa, ser padres siempre debe cambiarte la vida, pero intentar serlo a edades tardías te cambiará la vida tanto si lo consigues cómo si no, porque va a ser un ahora o nunca y las cosas hay que empezar a admitirlas de entrada, no sea caso que luego nos sorprendan las mil y una consecuencias que va a traer esta decisión.

En ese ahora o nunca vamos a instalarnos durante una temporada, porque si empezamos a “buscar un bebé” con 45 años, yendo muy bien lo “encontraremos” con 46, casi nada. O sea que ya podemos ponernos manos a la obra, y en este caso eso no significa únicamente dedicarte al fornicio continuado, no nos emocionemos antes de empezar, que lo que se nos avecina es la entrada a un mundo absolutamente desconocido y lleno de situaciones nuevas para la pareja…

Mal Padre
Mal Padre